Teléfono de consultas: 934.426.574


Quien no conoce la plata… un metal tan conocido y venerado a lo largo del tiempo que es difícil no encontrarla en todos los hogares. En latín: Argentum, “blanco” o “brillante”. Aislado por el hombre de otros materiales hace mas de 4000 años.

 

Después de haber trabajado la piedra, más tarde el cobre, el estaño y la combinación de ambos con el fuego (bronce), el efecto de descubrir la plata en el hombre debió de ser, cuánto menos, sorprendente. Un metal de un color blanco, brillo imperecedero e inmutable al fuego que derretía otros metales. Se le atribuyeron varias propiedades que aún perduran hoy día. Se entendió a la plata, junto con el oro, regalos de la naturaleza, uno formado por la influencia de la luna y el otro por la del sol.

 

La aleación que se utiliza en plata para joyería es Ag925/000. Además en las alianzas de plata de Breuning se les aplica un baño de platino.

Como probablemente ya sabréis, los agentes químicos en el ambiente tiene cierto efecto sobre la plata, si no se utiliza durante un tiempo suele coger un poco de color en su superficie, pero es fácilmente retirada al frotarla con un paño o con líquidos empleados para ello que llegan más fácilmente a todos los rincones de ésta. De ahí el baño de platino que Breuning aplica a sus alianzas de plata, para que perdure más ese color blanco brillante sin necesidad de tratarlas.

 

Todas las alianzas que veréis en las colecciones de plata, en el caso de las de dama, tienen diamantes engastados de distintas maneras y de formas, de ahí que las colecciones se llamen Plata & Diamantes (Silver & Diamonds). También encontrareis alianzas combinadas con oro en la colección Plata y Oro, y combinadas con Paladio.

Consideradlas como una opción económica a la hora de escoger las alianzas para vosotros.